Salud Vascular

El Embarazo y las Várices

13 Enero 2022

Várices durante y después del embarazo: esto es a lo que debe estar atento, además de causas y opciones de tratamiento.

Si bien el embarazo trae consigo cambios muy bonitos, también genera un estrés inmenso en el cuerpo, lo que a menudo resulta en cambios permanentes. Aunque los cuerpos de las mujeres muchas veces pueden sanar después de seis meses a un año después del parto, hay algunos problemas que pueden no desaparecer por completo, y que deben tenerse en cuenta.

Uno de estos problemas son las várices durante el embarazo, los dolores asociados y los peligros potenciales que conllevan.

Si bien muchas venas a la vista provocadas por el embarazo desaparecerán con el tiempo, son aquellas venas en las piernas que permanecen a la vista las que pueden ser motivo de preocupación. Esto podría llevar a una enfermedad de las venas o incluso una trombosis venosa profunda que podría ser potencialmente mortal.

Por qué cambian las venas durante el embarazo

Por lo general, sus venas transportan sangre en una sola dirección. Pero cuando estas válvulas unidireccionales se someten a una presión o esfuerzo adicional, que es exactamente lo que sucede en las piernas durante el embarazo, las válvulas pueden dañarse e hincharse. Esto hace que la sangre comience a fluir en ambas direcciones, básicamente filtrándose hacia atrás. A su vez, es posible que aparezcan unas venas abultadas, causando dolor en todas las piernas, o específicamente en los muslos y las pantorrillas.

weak valves healthy valves in veins of leg graph

Si bien durante el embarazo las arañas vasculares más pequeñas e indoloras ocurren con frecuencia, estas conllevan un menor riesgo que las más grandes y notorias várices. Si estas venas abultadas de color azul verdoso se hinchan y causan dolor, le recomendamos consultar a uno de nuestros especialistas en venas de Metro Vein Centers.

¿A quién le dan várices durante el embarazo?

Varios factores aumentan la probabilidad de desarrollar várices durante el embarazo.

  • Partos anteriores: si ya dio a luz y tuvo várices durante el embarazo, es probable que las desarrolle nuevamente durante el embarazo de su segundo o tercer hijo.
  • Herencia Genética: Un historial de várices en su familia, especialmente durante el embarazo, puede significar que también tendrá problemas con sus venas después del parto.
  • Aumento de peso por encima del promedio: si su peso aumentó mucho más de 40 libras durante el embarazo, ese peso adicional repentino puede haber ejercido una presión adicional sobre sus piernas, dificultando así un flujo sanguíneo normal.

El aumento de la tensión y el peso dentro de su cuerpo puede causar presión en las venas de la parte inferior del abdomen y el suelo pélvico. Los cambios resultantes en la presión arterial pueden provocar la formación de várices y, si persisten, podrían provocar problemas graves en las piernas y el cuerpo.

Si bien nos ocupamos principalmente de las várices en las piernas, las várices vulvares también pueden causar muchísima molestia. Uno de nuestros expertos cirujanos vasculares estará encantado de hablar con usted sobre los ejercicios y las opciones de tratamiento en caso de que estas várices causen problemas posparto prolongados.

Qué hacer con las várices después del embarazo

La buena noticia es que las várices durante el embarazo a menudo desaparecerán después de que nazca su hijo. La mayoría de las venas mejoran significativamente o desaparecen dentro de los tres meses posteriores al nacimiento de su bebé.

Sin embargo, si han pasado entre tres meses y un año después del nacimiento de su hijo y aún tiene venas abultadas en las piernas, o si desarrolló várices o arañas vasculares después del embarazo, programar una cita con un especialista en venas es la opción más inteligente y segura. Si nota que sus piernas se sienten cansadas o doloridas, o siente dolor en las venas al tacto definitivamente debería hacer que un médico profesional de venas le revise las piernas.

Ya sea que haya desarrollado venas notables a la vista durante el embarazo o después, igual podremos evaluar el grado de daño que puedan tener sus venas. Usando una máquina de ultrasonido, examinaremos sus venas superficiales y determinaremos si lo de sus venas es simplemente cosmético o un posible problema de salud. Los cirujanos vasculares de uno de nuestros centros en Nueva York, Nueva Jersey y Michigan podrán crear un plan personalizado que se adapte a las necesidades de sus venas.

También analizaremos su dieta posterior al embarazo y es posible que le recomendemos usar medias de compresión. Debido a las mayores demandas nutricionales de una madre que amamanta a su bebé, una dieta con una mayor cantidad de ácidos grasos como omega-3, carotenoides y flavonoides, es muy apropiada. Además, nuestros médicos de venas pueden recomendar unos ejercicios muy útiles tanto para el embarazo, como para después.

Cuándo recibir tratamiento para las várices causadas por el embarazo

Si bien no recomendamos ningún procedimiento durante el embarazo, todas nuestras opciones de tratamiento han sido aprobadas para su uso antes y después del embarazo. Tan pronto como un mes después de haber dado a luz, nuestros especialistas de Metro Vein Centers realizarán un análisis de las venas en sus piernas sin causarle ningún dolor, para determinar el mejor curso de acción (si es el caso). Si aún tiene várices visibles o dolorosas en las piernas seis meses después del embarazo, es recomendable programar una consulta en una de nuestras clínicas de venas.

¿Várices después del embarazo? Visítenos para un análisis

Durante su cita, nuestros especialistas en venas podrían determinar que usted lo único que necesita es una dieta especializada y ejercicio. Sin embargo, si descubren áreas específicas que requieran de algún tratamiento, podríamos recomendar un procedimiento como la escleroterapia. El seguro cubre la mayoría de los procedimientos, y con nuestros tratamientos mínimamente invasivos y tiempos de recuperación rápidos, usted se sentirá bien en poco tiempo.

Ya sea que elija recibir un tratamiento de venas en nuestra clínica de venas insignia de Manhattan, Nueva York, o en cualquiera de nuestros centros en Nueva Jersey, Michigan o Nueva York, trabajaremos con usted para que se sienta y luzca como nunca.

Para programar una cita con nosotros, contáctenos por teléfono o mediante nuestro formulario en línea.

Programe una cita

Información confiable de los médicos especialistas en venas, certificados y acreditados a nivel nacional, de Metro Vein Centers.

Piernas sanas siéntase mejor.

Hacer Una Cita Ahora

O llame al: 888-660-3494

Piernas con las que puede sentirse bien.

Manténgase actualizado con los últimos tratamientos para la salud de las venas, consejos para el bienestar vascular y mucho más.