Tratamientos

¿Es doloroso el tratamiento de las venas?

9 Diciembre 2022

Para muchos, la idea de recibir tratamiento para sus venas visibles en las piernas es una tarea de investigación nueva y un tanto desafiante. Con toda la información disponible en Internet, puede ser difícil limitar la búsqueda y evitar la información incorrecta que puede causar un temor injustificado. ¡Si usted se ha topado con esta publicación de blog, ¡usted se está encaminando en la dirección correcta! Nuestro equipo de médicos y especialistas certificados en venas ofrece una amplia variedad de tratamientos mínimamente invasivos para la eliminación de venas varicosas y arañas vasculares. En este artículo vamos a explorar sus opciones, y hablar de lo que usted puede esperar cuando viene a una evaluación de sus venas.

La pregunta en su mente...

La pregunta número uno que nuestros especialistas en venas escuchan de los pacientes nuevos es "¿dolerá el tratamiento de venas?"

Nuestras opciones de terapia venosa son mínimamente invasivas, lo que significa que todas se realizan en nuestras clínicas de venas sin necesidad de pasar la noche en el hospital. ¡Los tratamientos se pueden realizar dentro de una ventana de 45 minutos, ¡y los pacientes pueden conducir a su casa una vez que hayan terminado! Algunas personas pueden experimentar molestias menores por el pinchazo de la aguja, pero no es diferente de recibir una inyección de una enfermera. Para algunas de nuestras opciones de tratamiento de varices, como la ablación por radiofrecuencia (RFA) y la ablación endovenosa con láser (EVLA), administramos anestesia local a través de una pequeña aguja, lo que permite a los pacientes no sentir dolor durante todo el procedimiento. Puede haber sensación de presión durante algunos tratamientos, pero no debe haber dolor. Si se siente incómodo durante el tratamiento, su médico especialista en venas puede administrarle más anestésico para garantizar su comodidad.

Muchas de nuestras opciones de tratamiento, como el láser excel V+ (un tratamiento de eliminación de arañas vasculares con láser) y los tratamientos RFA y EVLA mencionados anteriormente, utilizan calor y tecnología láser para, o bien emplear luz pulsante para eliminar las venas visibles, o bien cerrar las venas no sanas con energía térmica logrando que estas puedan ser reabsorbidas por el organismo. Durante estos tratamientos, no es infrecuente experimentar una ligera sensación de calor, pero nunca de quemazón. La anestesia tópica suave y el tratamiento guiado por ultrasonido evitan cualquier dolor o conciencia del calor que se está utilizando, y permite a nuestros especialistas en venas realizar sus tratamientos o procedimientos de la manera más eficiente.

Lo principal a recordar a la hora de programar su cita con un médico especialista en venas es que los tratamientos son tan mínimamente invasivos que el único tiempo de inactividad, significa simplemente evitar actividades extenuantes durante unos días, llevar medias de compresión y elevar las piernas. La belleza de estos tratamientos poco invasivos es que el retorno a la vida cotidiana es prácticamente imperceptible, y usted puede sentir inmediatamente los beneficios y la mejoría en sus piernas. Sobre todo, es importante recordar que la insuficiencia venosa crónica (y sus síntomas relacionados, como las varices) es una enfermedad progresiva que empeora con el tiempo si no se trata. Un porcentaje significativo de las visitas a urgencias gira en torno a las complicaciones de la IVC en fase avanzada, como úlceras venosas abiertas y supurantes o coágulos de sangre que se desplazan. Una gran parte del tratamiento de venas se trata de prevención, y del control de sus venas varicosas antes de que evolucionen a una trombosis venosa profunda, úlceras y coágulos de sangre, prever le va a ahorrar mucho dolor, tiempo y dinero en el largo plazo. Un rápido pinchazo con una aguja es preferible a la cirugía abierta y las hospitalizaciones.

Los efectos secundarios

La terapia venosa, aunque mínimamente invasiva, a veces puede ir acompañada de efectos secundarios menores. Si bien esto no ocurren en todos los pacientes, es importante estar consciente de todas las posibilidades una vez que salga de la clínica. Algunos pacientes experimentan moretones leves después de tratamientos como la ablación por radiofrecuencia, aunque esto suele ser más común en pacientes a los que les salen moretones con facilidad en su vida cotidiana. Los puntos de inyección pueden decolorarse ligeramente en el lugar donde se administró el anestésico local, pero los hematomas o moretones superficiales no son preocupantes desde el punto de vista médico ¡ni significan que el tratamiento haya fallado! Se trata de la respuesta natural del organismo a una pequeña punción e inyección. Si ha recibido una vacuna contra el tétanos, es posible que recuerde cierta sensibilidad y ligeros moretones. Esto también se puede esperar de algunas terapias de vena, y será detallado por su médico de vena antes y después de su tratamiento. La transparencia es clave, y nuestros doctores de venas son categóricos en educar a sus pacientes en la totalidad del proceso del tratamiento, incluyendo lo que se puede esperar después del procedimiento.

Otro efecto secundario menor que puede ocurrir es una ligera inflamación tras el tratamiento con VenaSeal con reacciones menores al adhesivo de grado médico que causan un leve picor e hinchazón de la pierna tratada. Esto afecta a menos del 1% de los pacientes y es un efecto secundario poco frecuente. Consulte a su médico de venas si experimenta algún tipo de inflamación; si bien no se trata de un efecto secundario peligroso, puede haber soluciones de venta libre para su malestar que el especialista en venas puede recomendarle en función de su historial médico y sus niveles de tolerancia. Una vez más, esto afecta a menos del 1% de los pacientes, pero una comprensión completa de todos los resultados es de suma importancia en la construcción de la confianza médico-paciente, algo que nuestra clínica tiene en alto valor.

En el pasado se recurría a una intervención quirúrgica más invasiva conocida como extirpación venosa (que nosotros no realizamos), que requiere hasta 4 semanas de reposo debido a la naturaleza físicamente agotadora del procedimiento. La extirpación venosa también deja a los pacientes con importantes hematomas y dolor después del tratamiento. Nuestras opciones de tratamiento mínimamente invasivo son lo suficientemente suaves como para requerir poco o ningún tiempo de inactividad en absoluto, y rara vez requieren medicación después de su visita a nuestras clínicas. En caso necesario, nuestros médicos pueden recetar antiinflamatorios para contrarrestar la hinchazón o el enrojecimiento de las venas tratadas. Nuestro uso de terapia guiada por ultrasonido y la tecnología de última generación permite a nuestros especialistas de venas abordar cada paciente con eficiencia y precisión, cerrando suavemente las venas no saludables y produciendo resultados que son inmediatamente perceptibles en la mayoría de los casos.

Su médico especialista en venas hablará sinceramente con usted sobre el tiempo de recuperación, por mínimo que sea, después de su tratamiento. Si prevé que le saldrán moretones, se asegurará de hacerle saber que no hay nada de qué preocuparse y le aconsejará sobre la mejor manera de maximizar sus resultados. Los calcetines de compresión mejoran drásticamente la circulación y pueden ayudar a reducir la hinchazón después del tratamiento, al igual que elevar las piernas y beber agua. Después del láser, es mejor evitar la exposición prolongada al sol para reducir el riesgo de decoloración y daños solares inducidos por la sensibilidad. Estos cambios en el estilo de vida son fáciles de manejar y serán explicados por nuestro equipo de atención tanto en la clínica y como durante su llamada de seguimiento. Recuerde, todos nuestros tratamientos de venas son lo suficientemente suaves como para que usted no experimente dolor al punto de incomodidad después de su visita con nuestros médicos.

Si experimenta un dolor irregular, no dude en ponerse en contacto con nuestro equipo de atención. Estaremos más que encantados de aconsejarle sobre cómo controlar sus molestias, ya sea mediante ejercicio ligero, reposo, el uso de medias de compresión o volviendo a su clínica venosa más cercana para hablar directamente con su médico especialista en venas. Estamos aquí para ayudarle a encontrar alivio, y nuestra máxima prioridad será siempre asegurarnos de que viva cómodamente después de su tratamiento.

Lo esencial

El tratamiento de las venas debido a su naturaleza mínimamente invasiva, no es una experiencia dolorosa. Usted no debe experimentar dolor más allá del ligero pinchazo de nuestra inyección anestésica durante su cita con el especialista de venas, y usted no será abandonado a sus propios medios cuando se trata del manejo de su cuidado posterior. Evitar el tratamiento de las venas debido a la desinformación y al miedo puede conllevar al riesgo de que sus síntomas empeoren significativamente, lo mejor si usted tiene alguna preocupación o interés en la terapia de venas, es venir para una evaluación gratuita con nuestros médicos especialistas en venas. Caminaremos con usted en cada paso del camino, asegurándonos de que su viaje hacia unas piernas sanas y felices sea lo más cómodo y libre de estrés posible. El tratamiento de las venas no tiene por qué ser una experiencia abrumadora, intimidante o tensa. ¡Nosotros le ayudamos!

Información confiable de los médicos especialistas en venas, certificados y acreditados a nivel nacional, de Metro Vein Centers.

Haz el test de la salud de las venas

Obtén una instantánea de tu salud venosa en unos pocos clics

Haz el test

Piernas con las que puede sentirse bien.

Manténgase actualizado con los últimos tratamientos para la salud de las venas, consejos para el bienestar vascular y mucho más.