Várices

La mayoría de nuestros pacientes en Metro Vein Centers vienen para tratarse las várices. Estas afectan al 80 % de la población adulta, son desagradables a la vista y, a menudo son un problema de salud. Si bien las arañas vasculares pueden ser solo un problema cosmético, las várices son más grandes, más hinchadas, en ocasiones dolorosas, y pueden ser indicativo de una enfermedad de las venas.

¿Qué son las várices?

Las várices son venas agrandadas, a menudo elevadas e hinchadas de color azul, morado o rojo. Se forman debido al mal funcionamiento de las válvulas en las venas que causan un flujo sanguíneo deficiente y pueden ser bastante dolorosas. La mayoría de las veces, los tipos de várices que pueden necesitar tratamiento se encuentran en las piernas, donde la sangre se bombea constantemente de manera vertical a través de válvulas unidireccionales. Cuando la enfermedad de las venas evoluciona, estas venas ya dañadas comienzan a acumular sangre que no puede circular, lo que provoca una acumulación de la presión, un estancamiento de sangre y un aumento de líquido en las piernas. Esto da como resultado que las piernas se sientan pesadas, comiencen a padecer calambres y duelan.

Síntomas asociados

  • Hinchazón de las piernas
    Hinchazón de las piernas
  • Hormigueo o picazón
    Hormigueo o picazón
  • Calambres en las piernas
    Calambres en las piernas
  • Piernas inquietas
    Piernas inquietas
  • Piernas doloridas o pesadas
    Piernas doloridas o pesadas
  • Dolor al estar de pie
    Dolor al estar de pie
  • Várices abultadas
    Várices abultadas

Preguntas frecuentes

  • Varios factores (como por ejemplo, edad, sexo, antecedentes familiares, ocupación o peso) contribuyen a la probabilidad de contraer várices y enfermedades de las venas afines. Cuando se trata de la salud vascular, las várices no solo son antiestéticas, si no que si no se tratan a tiempo, estas venas en mal funcionamiento pueden causar dolor y una fatiga intensa en sus piernas. Incluso pueden provocar problemas más graves, como heridas abiertas o coágulos de sangre.

    Aún si en este momento sus várices no le están causando un dolor generalizado en las piernas, programar una cita con un especialista en venas es una buena idea, ya que la enfermedad de las venas, que es la principal afección subyacente causante de las várices, es progresiva. El tratamiento temprano es la mejor opción para obtener resultados más efectivos a largo plazo.

  • Los tratamientos para las várices son mínimamente invasivos y se realizan en nuestro consultorio con anestesia local. Si bien puede experimentar algunas molestias durante el tratamiento, este no duele mucho y hay poco o nada de tiempo de inactividad después de realizarlo. Podrá conducir hasta su casa después de la mayoría de los tratamientos y reanudar sus actividades normales el mismo día.

  • Cualquiera puede desarrollar várices y enfermedades de las venas debido a factores hereditarios, factores estresantes relacionados con el trabajo y los diferentes estilos de vida. Las mujeres son mucho más propensas que los hombres a contraer várices, aunque los hombres también constituyen un porcentaje significativo de nuestros pacientes. Factores como estar de pie todo el día, la edad, el embarazo y el aumento de peso son solo algunas de las razones por las que ciertas personas sufren de várices dolorosas.

  • Las várices y las arañas vasculares no son lo mismo, aunque ambas son similares y están relacionadas con una condición médica conocida como insuficiencia venosa. Si bien ambas aparecen en las piernas debido a válvulas dañadas o debilitadas en las venas, las arañas vasculares tienden a ser más delgadas y relativamente indoloras, mientras que las várices son más elevadas, más grandes, dolorosas y problemáticas.

    Las várices a menudo causan molestias como dolor, picazón, hinchazón en los tobillos o en las piernas, sangrado o una sensación de pesadez o de dolor en las piernas. También tienden a aumentar el riesgo de coágulos de sangre y de problemas de circulación en la persona.

  • No espere: programe una consulta con nuestros médicos certificados y especialistas en venas. Si experimentas dolor, pesadez y/o calambres en una o ambas piernas, estos síntomas podrían ser indicativos de un mayor riesgo para la salud, como estancamiento de sangre dentro de las piernas, coágulos de sangre o alguna otra cosa.

    Cuanto antes programe una cita, más pronto podremos diagnosticar, tratar y aliviar sus piernas y su cuerpo. La mayoría de los tratamientos están cubiertos por un seguro, son mínimamente invasivos y le permitirán volver al trabajo el mismo día. Juntos determinaremos un plan de tratamiento para las venas y un cronograma que se ajuste a sus necesidades vasculares específicas.

Tratamientos para las várices

Programe su evaluación gratuita hoy mismo
Piernas con las que puede sentirse bien.

Manténgase actualizado con los últimos tratamientos para la salud de las venas, consejos para el bienestar vascular y mucho más.